La Pingxi Line. El ferrocarril escénico de Taiwan

La línea de ferrocarril Pingxi o el «Pingxi Line» es una experiencia recomendable para todos aquellos que deseen pasar un día cerca de Taipei combinando naturaleza, tradiciones, historia. Ideal para los amantes de los trenes pintorescos y escénicos.

¿Cómo llegar? ¿Por dónde empezar?

Lo más fácil es llegar en un tren de cercanías a Rufiang desde Taipei y, desde ahí, tomar el Pingxi Line. Otra opción es tomar el autobús 795 desde Taipei y llegar a la parada opuesta de la línea ferroviaria que es Jingtong y hacéis el trayecto inverso. En este caso hay que tener en cuenta que la frecuencia de este autobús es limitada.

El tren del Pinxi line con su frontal amarillo característico a su paso por Shifen

Lo que hice yo. Llegué el día anterior a Juifeng. Un pueblo con cierto encanto aunque excesivamente turístico. Dormí allí, y de buena mañana, me cogí un bus que en 15 minutos me dejó en la estación de Ruifang que es el inicio del trayecto del Pingxi Line.

Mosaico con imágenes relativas al Pingxi line

Cuando terminé el recorrido por la tarde en Jingtong, tomé el bus 795 cuyo destino final es el barrio de Muzha al sur de Taipei. En muchos blogs anglosajones leeréis que hay que regresar a Ruifang para volver a Taipei. Ya os digo yo que no es necesario. También es cierto que me tuve que bajar cerca del zoo de Taipei para transbordar a otro bus el cual me dejó en el famoso rascacielos Taipei 101.

Horarios y descripción de la Pingxi Line

La Pingxi line se compone de 11 paradas y tiene un recorrido de 12,9 km. Su  construcción durante la época colonial japonesa tuvo un uso minero cuya actividad terminó en 1980, momento que se transformó para un uso turístico. En la actualidad  también lo usan los ciudadanos de los pueblos y aldeas donde discurre. La Pingxi line circula desde Ruifang  hasta Jingtong cuyo característico tren esta línea escénica de vía estrecha.

timetable pingxi line
Horario en cada sentido y parada del Pingxi Line

Lo ideal es comprarse el pase diario (80$T) que os permite subir y bajar donde y cuando deseéis. Dependiendo del tiempo que dispongáis podréis copar más o menos los puntos interesantes para visitar. Os he dejado arriba el último horario actualizado de abril 2024 y un resumen de lo que hice yo, que es lo que considero más básico. Reiteró que si tenéis más tiempo hay rutas de senderismo bastante atractivas, incluso para ocupar dos días.

Ticket para uso de un día ilimitado de coste 80$ Taiwaneses

Las paradas que hice fueron: Rufiang (el inicio), Houtong, Shifen, Pingxi y Jingtong (el final). Otras recomendables: Sandiaoling, Dahua y Wanggu y Lingjiao, especialmente para realizar rutas de senderismo y ver algunas cascadas.

Paradas básicas de la Pingxi Line

Voy a hacer una breve descripción de cada una de ellas para que os hagáis una idea de qué podréis ver. «A quién madruga Dios ayuda». Gran frase aplicable a este recorrido para evitar aglomeraciones. Si la recorréis entre semana, mejor también.

Ruifang 瑞芳車站

Antes de coger el tren para empezar el recorrido de la Pingxi Line es buena idea darse un paseo por Ruifang que también da nombre a esta región del país. En particular, recorred la Old Street que es justo la que va a dar a la estación.

Estación de Ruifang de la PIngxi line
Estación de Ruifang de la PIngxi line y de Taiwan Railways para otros trenes convencionales

Es una calle con cierta animosidad con puestos de comida callejera de noodles, crepes además del tofu maloliente típico, que menos mal que cuando lo pruebas sabe deferente a lo esperado.

Río Keelung a su paso por Ruifang

También considero aconsejable darse un paseo por los aledaños del río Keelung que atraviesa la ciudad.

Houtong Cat Village 猴硐貓村

La primera parada a siete minutos es para esta aldea cuyo lema nos deja entrever cuál es su esencial protagonista, Sí, el gato. Los hay por doquier, bien lustrosos y consentidos.

houtong cat village pingxi line
Colage relativas a los gatos en Houtong.

Seguramente veías en muchos pueblos y ciudades de vuestros viajes, sobre todo pesqueros y en ruinas arqueológicas más gatos que aquí, pero aquí en Houtong se le ha querido dar esta relevancia y protagonismo a estas felinas mascotas. No solo por los gatos que copan las calles, sino también por los comederos para ellos y casetas para que se hospeden y descansen. Además de muchas alusiones con carteles y figuras que nos recuerdan de la importancia que tiene para esta aldea la presencia de los gatos.

Mosaico de imágenes de Houtong, Pimgxi line

Pero desde un punto de vista histórico, esta aldea ha sido relevante por otro aspecto: la minería del carbón. Un sector primario de la zona cuya explotación en su mayor esplendor sucedió durante la ocupación japonesa, ahora ha quedado reducido a unos puentes histórico, una factoría reconvertida en museo y un trenecito minero que ponen en marcha los fines de semana para entretener a los turistas.

Houtong con su puente característico y la locomotora minera

Un tranquilo paseo por el pueblo de una hora por ambos lados de la vía del ferrocarril será suficiente para retomar el tren para continuar el recorrido de la Pingxi Line.

Shifen 十分車站

Cascada de Shifen desde arriba. Uno de los atractivos del Pingxi line

A esta parada de dediqué más tiempo. También es un punto de cruzamiento de trenes. Os llamará la atención la facilidad con que la gente permanece en la vía que atraviesa longitudinalmente la Old street ¿Para qué?  Pues para elevar los famosos farolillos voladores tras pedir un deseo. Familias, grupos de amigos o compañeros de trabajo situados en la misma caja de la vía dejan volar estas linternas que se elevan cuando el aire caliente que genera la llama aligera su peso de su interior. 

shifen waterfall pingxi line
Imágenes de las cascadas de Shifen y alrededores

Muchos os escandalizaréis de la tradición por lo contaminantes que pueden resultar para el medio ambiente una vez descienda sobre cualquier matorral o copa de árbol del denso bosque que rodea la zona. En cualquier caso, es lo que veréis a lo largo de la vía de Shifen. A cada lado de esta no faltan los puestos de comida, tiendas de recuerdos y vendedores de estos farolillos volantes. Para un servidor que además de viajar, se dedica a la seguridad ferroviaria operacional, se sorprendió por la naturalidad con que la gente ocupaba la zona de gálibo del tren todo el tiempo que hiciera falta hasta lanzar su farolillo.

pingxi line lanterns
Linternas o farolilllos voladores en Shifen

Aquí en Shifen, si os entra hambre, acordaros de esta regla de oro: Cuanto más os alejéis de esta zona más barata será la comida y la bebida.

Otro de los atractivos de Shifen son su cascada. Hay que caminar más de media hora para llegar hasta ella. Al principio me pareció una bonita caminata con curiosos puentes que cruzar pero que a medida que se iba acercando uno, volvía a verse chiringuitos de mal gusto y algunos elementos de diversión para niños que desnaturalizan la belleza del lugar.

Farolillos voladores y su impacto en el río Keelung

Eso sí, la cascada de Shifen considerada un atractivo importante del país, es digna de ver cuyas caídas de agua de más de 20 metros se pueden contemplar desde varios ángulos gracias a los diferentes accesos de que el entorno dispone para ello. A mi regreso a la Old Street, me iba cruzando con considerables bandadas de gente que se dirigían a la cascada. Me imagino que a medio día debe de estar bastante saturada de gente. Recordad, cuanto antes lleguéis mejor para evitar estas conglomeraciones.

Pingxi  平溪車站

En este pueblo donde le da nombre a la Pingxi Line es un buen lugar para hacer senderismo más exigente y subir por unos precipicios llamados Pingxi crags donde se alcanza buenas vistas. Yo no lo hice, no os voy a mentir, pero sí veía como jóvenes llegaban cansados al pueblo tras hacerlo. También se puede dar un bonito paseo entre las calles del pueblo y por el río Keelung. Lo que mejor recuerdo es la deliciosa comida callejera.

pingxi line river
El río Keelung a su paso por Pigxi

Os recomiendo visitar a Doña Apolá ¿Quién es esta señora? ¿para qué? Para probar sabrosas sus famosas salchichas taiwanesas asadas al estilo Kaoliang que puedes elegir entre ajo, wasabi, kimchi y albahaca.

Doña Apolá asando sus sabrosas salchichas taiwanesas en Pingxi

En especial, por  el cariño con que las hace. Su local es humilde pero me sentí muy a gusto. Cuando la visitéis, enseñadle la foto que os pongo arriba. Seguro que le pone muy contenta.

Jingtong  菁桐老街

¡Y llegamos a Jingtong! La última parada. También es una ciudad históricamente minera pero también conocida por «los deseos de bambú».  Les gusta mucho colgar trozos de caña de bambú donde inscribir deseos para que se cumplan. Como veis, el tema este de los deseos lo tienen bien implantado los taiwaneses en el ADN en muchas formas. En cuanta salgáis de la estación veréis estas cañas por la calle.

canes whishes jingtong  pingxi line
Deseos de cañas de Bambú típicas en Jingtong. Pingxi line

Volveréis a ver más gente lanzando farolillos junto a las vías y, para conocer más de esta tradición, hay una enorme galería de exposición de tres plantas con esta temática, Desde la distancia es claramente visible por la forma de farol con la que está diseñada.

Art Gallery de Linternas voladoras en Jijntong

Datos técnicos para aficionados y profesionales del ferrocarril

De lo que pude observar sin profundos detalles, la Pingxi line es una línea ferroviaria de vía única y estrecha sin electrificar. Muy simple en cuanto funcionamiento, enclavamientos y algunas señales semafóricas mecánicas. Con un bloqueo con testigo, que puede resultar arcaico, pero no menos seguro teniendo en cuenta que solo circula un tren en cada sentido por cada banda horaria y su único e inamovible cruce es en Shifen.

No creo que el tren supere los 60 km/h en ningún punto de la línea que dispone de 6 túneles y 15 puentes. En muchos tramos en curva, puentes y paso por los pueblos observé la vía con contracarril y las traviesas de toda la línea con monobloque de hormigón.

Train Pingxi line otw one train working
Tren de la Pingxi line estacionado en Shifen con el Jefe de estación portando los testigos

Las varias estaciones y apeaderos, en cuanto a su arquitectura, tienen un aspecto que recuerda a su pasado japonés. En Jintong y Houtong son observables vías secundarias abandonadas de clasificación que sobreviven de su época minera.

tren de Pngxi line
Cabina de la unidad y el Interventor en Ruta/ Jefe de Tren dando el «marche el tren». Pingxi line

En cuanto al material móvil, los trenes los vi apropiados para el trazado. Son de tipo automotor puramente diésel de tres coches, a veces van acopladas con una composición de dos unidades. El personal de cada tren se compone de maquinista e interventor en ruta, éste con la tarea de dar la señal de «marche el tren» y autoriza con un mecanismo la apertura y cierre de puertas. En resumen, una línea escénica, simple para un uso turístico y diseñada en la actualidad para tal funcionalidad. 

Ni mucho menos tiene que ver con la red general convencional, metropolitana y de alta velocidad de Taiwán cuya explotación me sorprendió por su avance tecnológico.

Si te gusto este post quizás te guste este otro del Puffing Billy de Australia 

By Carlos Martinez
Prohibida la copia total o parcial de textos y/o fotografías sin consentimiento del autor, en cuyo caso vendrá citada la fuente.

2 Comments

  1. Excelente recorrido, Carlos. Muy bien detallado y con frases de experto en la temática. No tenía ni idea de este tren, por supuesto. Te veo ahí, mirando con lupa los detalles de este tradicional medio de transporte, con paradas interesantes. ¡Hasta tiene un pequeña cascada!
    ¡Bienvenida sea esa pasión tuya por los trenes!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*